Remedios Varo en el Museo de Arte Moderno de México

remedios-varo

El Museo de Arte Moderno (MAM) de la capital mexicana presentó una exposición sobre la catalana Remedios Varo, que «navega en las aguas profundas» de la pintora surrealista, basándose en curiosidades que normalmente quedan fuera de las muestras que le dedican y con el encanto de xxx mexico sabe darle a todo.

Anotaciones y anécdotas de una colección que se aleja de los grandes temas con los cuales normalmente se vincula la pintora -como el surrealismo o la literatura- y se centra en lo que el escritor Miguel de Unamuno denominaba «intrahistoria».

Historia y arte se funden

Una metáfora en la cual «los datos subhistóricos se equiparon en las profundidades, en las aguas calmadas del mar, y los datos históricos como grandes acontecimientos son la espuma y las olas», explica la también subdirectora del MAM. La exposición consta de 39 obras, es decir, la colección completa que el MAM tiene de Varo (Anglès, Girona, 1908 – Ciudad de México, 1963), la cual fue donada en 2002 por Walter Desean y Anna Alexandra Varsoviano.

Basándose en el catálogo razonado que hicieron Deseen -quien estuvo casado con la artista- y Ricardo Ovalle, los óleos y dibujos de la muestra se dividen en tres grandes secciones. La primera se centra en los estudios sobre la firma de Varo, que adoptó varias formas a lo largo de su producción artística. Por ejemplo, firmaba sólo con su nombre de pila en sus inicios, cuando regalaba una pintura, y en su etapa tardía; o empleaba su segundo apellido, Uranga, únicamente para sus trabajos comerciales, como los que hizo para la empresa Casa Bayer.

La segunda sección de la muestra se basa en los datos curiosos de las obras, y la tercera en el litigio por los derechos sobre las obras que se produjo entre la sobrina del artista y las instituciones mexicanas.

Épocas de mucho conflicto

Dedicando una parte de la exposición al litigio, defiende Argüelles, no se quiso recuperar «la tensión» entre ambas partes, sino ver cómo partir del conflicto «se recupera la memoria de muchas obras» de la artista, quien se exilió durante la II Guerra Mundial en México, donde permanecería hasta su muerte. Con testimonios y comentarios de quienes conocieron a la artista o de la misma Varo, el recorrido permite descubrir, a modo de «libro abierto», detalles que explican qué hay detrás de las obras.

musica-del-bosque-remedios-varo

Tal como pasa con Música del bosque (1963), el único dibujo que no llegó a convertirse en óleo y con el cual el visitante sabrá que el hombre que aparece retratado representa Desean, situado en un bosque que remite en su Austria natal. Las anotaciones de la pintora explican el significado de una de sus obras más populares, Mujer saliendo del psicoanalista (1960), que muestra su protagonista lanzando la cabeza de su padre a un pozo.

También se expone su Autorretrato (1951), el único que realizó, aunque «hay quien dice que todos los personajes de Remedios Varo son ella», comentó Argüelles durante un recorrido con la prensa. En la parte final de la exposición, que permanecerá en el MAM hasta el febrero próximo, se presenta una cronología bautizada con el nombre Datos irrelevantes para reconstruir la pequeña historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>