INICIO

VOLVER A SECCIÓN

ROCK.COM.AR
Entrevista de Guido Podestá
Ver nota

PEDRO CONDE, UNA JOYITA REDONDA

 

Pedro Conde es músico, compositor, intérprete, productor y… ¿por qué no privilegiado? Muy comprometido con la realidad de Malvinas, comenzó a componer cuando se enteró que finalmente no tendría que ir a la guerra por haber sacado número bajo. Durante sus más de treinta años de trayectoria participó en encuentros musicales junto a glorias de nuestro rock. Rodolfo García, León Gieco, Alejandro Medina, Edelmiro Molinari, Litto Nebbia, Willy Quiroga y Pajarito Zaguri, son algunas de ellas.

Es una persona de perfil bajo, paralela a los intereses del sistema pero con mucha riqueza sobre sus espaldas. Más allá de su respetable labor musical y de los trabajos con artistas consagradísimos, hay un hecho que lo destaca del resto. Pedro es uno de los pocos músicos que tuvo la posibilidad de grabar una canción junto al séquito de Patricio Rey, ese fue el disparador para hacer la nota.

Ruego mágico, la canción de Pedro con la inconfundible veta redonda:

pedroconde-ruegomagico.mp3
(Link de Audio original de ROCK.COM.AR)

Hacía rato que lo veníamos rastreando pero por una cosa o la otra no se nos daba. Finalmente pudimos llegar a él y hacerle algunas preguntas sobre su linda historia:

- Siendo músico independiente, ¿cómo has podido mantenerte durante tanto tiempo haciendo lo que más te gusta?
Independiente de los mandatos de las corporaciones y poniéndole mucho esfuerzo a mejorar en lo musical. Eso me mantuvo lejos de la desazón que da no meter un hit o competir con otros músicos de mi generación que sí juntaron la vocación con el éxito.

En total editó cinco álbumes como solista (el primero de ellos a los veinte años), tres discos como miembro de diferentes bandas y carga varias participaciones en discos de otros artistas.

- ¿Cómo surge el contacto con Los Redondos allá por los ´80?
En la época de Malvinas trabajaba junto a Jorge Pistocchi en Pan Caliente. Allí pude conocer a Poli y Skay, con quienes luego pude contar para la grabación de un tema de mi segundo trabajo Sin presupuestos, grabado en 1985. Ruego mágico se llamaba ese tema.

Luego de incursionar en la revista Expreso Imaginario con el suplemento Mordisco, Jorge Pistocchi crea Pan Caliente. Es una revista muy recordada por aquel escándalo que se produjo en el festival del Club Excursionistas el 2 de enero de 1982. Mientras en pleno set de Patricio Rey las bailarinas Monona y María Isabel realizaban una danza erótica que las dejaría desnudas, la policia suspendía el festival Pan Caliente al grito de “o bajan ellas o subimos nosotros a bajarlas”. Con sólo dieciocho años, Pedro ingresaría como periodista a la revista.

- ¿Cómo y dónde lo grabaron?
Ese disco se grabó en los estudios ION para el sello Microfon en enero de 1985. Allí participaron el Piojo Ávalos, Semilla Bucciarelli, Willy Crook, Skay y Poli que puso su mejor onda. Tito Fargo y el Indio Solari no quisieron venir, pero los demás estuvieron de acuerdo en figurar igualmente con el nombre de la banda “Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota”, aunque en los créditos tambien los hice figurar con su nombre además del de la banda.

¡Vaya casualidad! justo cuando establecíamos el primer contacto, a fines de Julio, Pedro estaba leyendo sus e-mails desde ION. “Donde grabamos con Skay, y ahora estamos grabando con El Soldado, con quien compartimos parte de esa historia ricotera” nos decía.

- ¿Creíste en algún momento que ese jovencito llamado Skay podría llegar a crecer tanto como guitarrista?
Skay no era tan jovencito… y ya en ese momento era un súper violero. Con él ya habíamos grabado en el disco Edelmiro y La Galletita y él le propuso a Edelmiro que yo hiciera las letras de ese laburo y así fue. Skay siempre fue grosso, solamente que la masividad llego después.

Edelmiro y La Galletita fue el primer disco solista de Edelmiro Molinari (ex Almendra y Color Humano). El LP se editó en 1983 junto a los músicos de “La Galletita”: Skay, Hugo Villarreal, Alejandro Pensa (ex Redondos) y Pedro Conde, por supuesto.

- Teniendo en cuenta tu participación en festivales como el Barock ´82 ¿Cómo ves a la distancia aquellos sucesos de nuestro rock comparado con los de hoy?
Lo siento como una epopeya en donde unos trabajamos de trueno y fue para otros la llovida. Pero asi es el espectáculo. Solamente que en aquella época había que cambiar el mundo y cuando el mundo cambió, no hubo cabida para muchos de nosotros.

- ¿Seguís tocando en las estaciones de subte? ¿En qué proyecto estás sumergido hoy en día?
Toco a veces. Tambien participo en proyectos de otros músicos, pero el alquiler de los micrófonos hace imposible cantar sin fines comerciales, salvo que puedas cantar sin micrófono y sin comer…

Como bien nos decía, a veces toca. Durante 2007 actuó en el bar “Astrobar” del barrio porteño de Abasto (él vive en Parque Lezama), actualmente interpreta temas instrumentales y propios en la esquina de Honduras y Gurruchaga y deleita a miles de personas en las estaciones de subte de Buenos Aires. Todas ellas pasan delante de él (algunas dejan su monedita, otras no) y escuchan su música sin conocer la admirable historia de vida que esconde.

Para más info, visitar su sitio web personal: http://www.pedroconde.com.ar

  

 

10/1998 | PETO y RULO, desde la Ciudad Prohibida