INICIO

VOLVER A SECCIÓN

ESTRELLITA MÍA
INFORME ESPECIAL
RTM. Edición 14- AÑO 2000

Como las brujas, las estrellas de rock no existen... pero que las hay, las hay. O al menos así pareciera ser el pensamiento de varios de los músicos locales más importantes del género.

Por un lado, cinco entrevistados de lujo-el Indio Solari, Charly Garcia, Ricardo Mollo, María Gabriela Epumer y Gustavo Cordera-que, a pesar de su popularidad, insisten en no considerarse estrellas de rock. Por el otro, una encuesta realizada exclusivamente por rtm. Allí, los músicos que juegan al rock desde las sombras sin tanto reconocimiento público, ubican al cantante de Patricio Rey y sus redonditos de ricota y a Charly Garcia como las dos grandes estrellas autóctonas. Con ambas miradas sobre la mesa, reconstruímos el imaginario de esta figura casi mediática, que con el tiempo pareciera alejarse cada vez más de lo musical y que, en ciertos casos, llega incluso a ofender a algunos artistas cuando se los trata de tal.

Para unos, sinónimo de hoteles destruidos, paseos en limosinas y actitudes glamorosas. Para otros, iluminados por la esencia y el espíritu de la música. Pero más allá de conceptos creados y dichos, lo cierto es que desde  que Elvis Presley meneó por primera vez sus caderas hasta estos días, la estrella de rock siempre tuvo su lugar en la cultura popular.

RESULTADOS DE LA ENCUESTA RTM (80 músicos encuestados)
¿QUIÉN ES LA ESTRELLA DE ROCK ARGENTINA?

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

 INDIO SOLARI :  EL ROCKERO FAMOSO ES UN FORRO

¿Qué significa ser una estrella de rock?
Las estrellas de rock creo que tienen que ver con un momento determinado. Porque el rock fue siempre combativo, y las estrellas aparecieron a partir de la Guerra de Malvinas, cuando vino el auge de los tipos con limosina, hoteles y todo eso. Pero en ese mismo momento también existía la nueva izquierda, la psicodelia, el punk. Dentro de la cultura rock, hay momentos que están vinculados a una estética, a una manera de vivir; los Stones son estrellas de rock porque han vivido de esa manera y han generado una especie de modelo de excesos. Hoy, por más que la gente quiera ser estrella de rock, si las corporaciones no te bancan la limosina, no pasa nada. Está como todo el mundo jugando a ser estrella de rock de pacotilla, porque no hay guita para eso. Acá se dio en un momento, reunieron a cinco o seis, como un atractivo fashion de venta del fenómeno. Cuando has ido al corralito VIP de una discoteca y estás expuesto para que pasen los demás y te vean, te das cuenta que sos un forro. El rockero famoso es un forro, que está aparentemente tomando champagne con una modelo, pero en realidad está puesto ahí para lucir la discoteca del boludo que lo llevó y le puso la modelo.

En la encuesta entre varios músicos locales, peleás el primer puesto de estrella de rock junto a Charly Garcia...
Eso es algo que se me escapa. Creo que García, como estrella de rock pública, tiene un vínculo más cercano a eso de ser divo. No sé si es su objetivo, no tengo idea de cómo es la vida de García, ni me interesa cómo es su vida personal. Me interesa si sus discos me gustan o no. Después, si se tira de un noveno piso, no me importa en lo más mínimo. Y en mi caso, no sé por qué alguien puede pensar que uno es una estrella de rock. Se supone que se deben mezclar las cosas, por esta historia de las palabras y de lo que significa la estrella de rock. Es algo muy relativo, hay que estar en la misma sintonía para que signifique lo mismo ser un rocker y ser una estrella. Para mí, ser una estrella de rock tiene que ver con otra cosa: tenés que ser un personaje significarivo y eso lo acepto. Pero estrella de rock está vinculado al comportamiento exterior, y yo, en ese sentido, no me reconozco.

¿Y cuál es esa diferencia entre rocker y estrella?
Son palabras difíciles, que uno utiliza para describir algo inasible. A veces, me considero un rocker por la formación de vida que me ha tocado en este período, me lo comí completo, me unté todas las mantecas que en su momento me tenía que untar, porque me tocó la circunstancia histórica de ser joven en el momento que explotó. Me tocó vivir y formarme en esas circunstancias y las personas a las que más le prestaba atención, estaban dentro de esta cultura.
¿Qué es un rocker?, hay rockers de todo tipo: Pappo es un rocker y David Bowie también, pero también puedo decir que ninguno de los dos lo es. Uno tiene la idea de que está viviendo un prejuicio compartido y convenciones que están vigentes. A partir de ahí,
  utiliza terminologías para allanar la comprensión que uno tiene, más allá de que sean términos que, a veces, a uno le disgustan, que no son descriptivos. Se confunde mucho la cultura rock, con el género rock and roll, y son dos cosas diferentes. El género se termina en algún momento, la cultura rock es la que perdura. Lo que tenía en su momento la cultura rock es que se nutría de un montón de cosas como detonantes de la imaginación. El auge de la universalidad de la cultura fue propuesto por la cultura rock, el orientalismo y todas esas cosas, son curiosidades que se detonaron dentro de la cultura rock como una búsqueda, para ampliar la cultura lo más posible. Pero si hablamos de un género, en ningún momento representé ese lugar, nunca me vestí con tupé, ni toqué la batería con mucha cámara.

A tu criterio, ¿Elvis Presley era una estrella de rock?
Ni siquiera, porque fue un fenómeno previo a la cultura rock. Presley era una estrella popular, pop. Y lo mismo les pasaba a los actores de Hollywood. Realmente Presley no tiene una mierda de la cultura rock... Incluso Cassius Clay tiene más que ver con esa cultura. En el caso Presley, su carácter de estrella tenía que ver con cómo eran tratadas las estrellas de la música popular, previamente a la cultura rock. Si se observa lo que pasó en la nueva izquierda en los Estados Unidos, los Gratefull Dead, estaban en otra pelea en la que no eran estrellas de rock, sino todo lo contrario. Eran casi un movimiento político, porque había toda una circunstancia en la que se estaban resolviendo situaciones de cambio y que exceden el campo de la cultura rock.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

CHARLY GARCÍA:  ME PAGAN PARA MEAR EN LOS AVIONES  

En una encuesta realizada por RTM figurás como la gran estrella de rock de la Argentina, ¿creés que es así?
Sí, me siento la gran estrella del rock argentino. ¿Por qué? Porque yo lo inventé... Cuando era más joven, estaba en una gira cerca de Pescado Rabioso, o fui a verlos a algún lado... y los veía como marcianos. Y a la vez sentía que esa marcianidad era un ghetto. Entonces, a mí me dieron ganas de marcianizar pero grosso. De marcianizar asumiendo que eso debía ser de ahí para adelante. No quedarse.
Se podría decir que lo masifiqué. Y realmente estoy muy conmovido porque, de alguna manera, me dieron el paquetito del rocanrol en castellano, sabiendo que no lo había inventado. Eso sí, que le metí... le metí.
Por otro lado, cuando me preguntan que se siente ser una estrella de rock y que sé yo... pienso: si soy una estrella de rock, por lo que escucho ahora, me da vergüenza. Como diría Spinetta: ¿y para esto me operé?

¿Las estrellas de rock nacen o se hacen?
Se hacen y nacen, están las dos cosas. Y son estrellas, punto. Siendo estrella, podés ser estrella de cualquier cosa. David Bowie, por ejemplo, un día dijo: "Voy a ser Frankenstein, voy a ser lo que yo pienso que tendría que ser una estrella de rock" y listo. Eso es ser una estrella. Como yo, una estrella acá, allá y en todas partes. Ahora con todo eso del rock en Latinoamérica y demás... Si quisiera podría irma a hacerme la estrella en todos los países de Latinoamérica. Lo que pasa es que ya lo hice. Entonces, ahora con Sui Generis, en vez de abrir mercados, vamos de compra donde los mercados ya están abiertos. Eso era lo que me decía una amiga tanguera: "me quieren mandar a Japón a abrir mercado, pero están locos... yo voy cuando el emrcado ya esté abierto".

¿Cuándo empezaste a tocar soñabas con ser estrella de rock?
Jamás fantaseé con lo de estrella de rock. Ser estrella de rock es una cosa que vino mucho después. Vino con los Rolling Stones. Incluso los Beatles no eran estrellas de rock. Lo de estrella de rock vino después, con la decadencia, cuando todos tuvieron mucha guita. Y más tarde llegó Bowie, que tomó todo esto con lejanía y total profesionalidad. Porque nosotros los músicos, no somos ningunos pelotudos. Hay pelotudos como en todos lados, pero la mayoría no tenemos un pelo de tontos. Si uno se pone a pensar que ser estrella de rock es la mejor profesión del mundo... claro que sí.
  ¿Por qué? Porque te pagan por hacer lo que te gusta, te cogés a todas las minas que quieras, viajás en aviones privados, todo el mundo está pendiente de vos. Te pagan para mear en los aviones, ¿viste?. Sin ninguna duda, es la mejor profesión del mundo. Ahora, que cualquier imbécil se la crea es otra cosa.

¿Tirarse del noveno piso fue una actitud rockera?
No, eso fue otra cosa, era algo realmente jugado. Porque son muchos los que hablan y prometen tirarse pero nadie lo hace. Y nada tuvo que ver, como dijeron muchos boludos, con suicidarse. Lo de tirarme a la pileta fue un hecho histórico. Todos pensaron que me iba a morir y acá estoy.

¿Te molesta aparecer cotidianamente en TV por hechos extramusicales?
Yo no tengo vida privada y me gusta no tenerla. Hasta sería tonto pretenderlo. Las estrellas somos así y el que no se la banque que se joda. Pero hay actitudes de algunos periodistas que no se justifican para nada... Los tipos que dicen que están trabajando y se meten en tu baño con una cámara para sacarte una foto... ¿de qué trabajan?. De molestar, eso no es un trabajo. No le quieren hacer una nota a nadie, quieren joderte y hacerte engranar. Esos no son periodistas. El periodismo sirvió para el Watergate, no para romperles las pelotas a los artistas.

¿Cómo se identifica a una estrella?
Que sé yo. Una estrella es una estrella. Uno puede querer ser una estrella y bueno, por ahí... arañando llegás artesanalmente a serla. Pero ¿una estrella es el de Oasis, o uno de los Red hot no sé qué, o uno de los Blue Jeans? Esas son estrellas  por cinco días, veinte a lo sumo. Entonces una estrella de rock puede ser cualquier cosa. Para mí, la estrella de rock, mi modelo es Pete Townshend.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

GUSTAVO CORDERA: CHARLY GARCÍA SE ESTÁ MATANDO Y EL INDIO SOLARI ESTÁ MUERTO.
 

¿Quién es el prototipo argentino de la estrella de rock?
Hay dos prototipos, antígonos entre sí. Uno es Charly Garcia, y el otro es el Indio Solari.  Es muy difícil de analizar pero me parece que encierran, de alguna manera, el prototipo de inconciente colectivo de lo que sería una estrella de rock. Uno, destrozándose, lacerándose, haciéndose mierda ante los ojos de la gente, manteniendo el fuego de su vida a través de todas las locuras que hace. Que, por un lado, a mí me resultan atractivas y simpáticas desde todo punto de vista, pero también me imagino que Charly debe sufrir mucho con lo que le toca vivir: con su cuerpo y su cabeza. Es la inmolación del músico ante los ojos de su fan. Y el otro es exactamente lo mismo pero de una manera mucho más fría e ideológica: la desaparición, el no aparecer en la calle, el no dar notas, el esconderse, el fomentar sobre sí una idea de hombre extinto, muerto, necrofilico, ya muerto. Charly Garcia se está matando, el Indio Solari está muerto. Y no digo que su música lo esté- incluso creo que está muy viva y lo que Los Redondos hacen es muy querido por la gente-, sino todo el estigma del hombre que no se muestra humano... Las dos cosas venden muchísimo.

¿Vos sos una estrella de rock?
No, para nada. No lo siento así porque iría en contra de mí mismo, de la música que hacemos, de mi forma de vida, de mis amigos, de mi historia y de mi barrio. Seguramente si no hubiera destruído el personaje que tenía en el año 92, que era muy mesiánico y conciliaba con la fantasía de la que hablaba antes, hoy sería una estrella del rock. Pero en esa época tenía un mensaje muy nocivo para la gente. Cada vez que bardeo trato de esconderlo y no de hacer alarde de eso. La verdad es que cuando bardeo,
  lo que menos pienso es en dar una idea de muerte. Porque bastante inundados estamos de la muerte que trajeron los militares a nuestro país. Tenemos muchas muertes encima como para además, andar fomentándola desde arriba de un escenario. Y creo que las estrellas de rock acá en la Argentina, están siendo cómplices y conciliando con esa idea de muerte.

Entonces, alguna vez fantaseaste con serlo.
No, no me gustaría ser una estrella de rock. Sería muy feo porque eso también trae histeria en el público. Aquél que no te ve humano y con el cual no te podés conectar, el día que te ve se te tira encima, te quiere cortar la cabeza. Y aquél que ve cómo te estás haciendo mierda, quiere compartir eso con vos y se quiere hacer mierda con vos. No nos respetamos a nivel humano: "yo soy una estrella, un genio y vos sos nada". Esa relación, ese mensaje, le hace muy mal a la gente y te hace mal a vos. Aparte no es verdadero. La música es inherente a la especie humana y a la naturaleza antes de que el ser humano haya estado en la Tierra. Ya tenía música el río, los pájaros, los maremotos, los volcanes, las cosas que se tocaban entre sí. Todo tenía música. El hombre trató de reproducirla, pero fue el hombre como especie genérica en su totalidad. Vos vas a África y te encontrás que en una tribu hay 300 ó 400 personas, toda cantan muy bien, todas bailan muy bien y todas saben hacer música muy bien. Eso en el estado primitivo. Después empieza a haber una separación: la cosa occidental y cristiana comenzó a reprimir a las personas, a generarle culpas, ideas de sufrimiento, de dolor, y el canto como liberador de eso, era algo transgresor. Los cantantes y los artistas en general siempre fueron perseguidos. Entonces, solamente unos pocos tuvieron la osadía de vencer ese miedo y lanzarse a ser trovadores y andar por el mundo cantándole a la gente.
  Lo que pasa es que ya en nuestros días, la industria ha conformado la idea de que sólo unos pocos pueden subirse a un escenario y hacer música. Pusieron un escenario, unas luces, un sonido potente y nació el rockanroll, y nacieron las estrellas de rock - como una cosa de entertainment - como todo lo que inventaron los norteamericanos, que es absolutamente nociva.

¿Por qué es nociva?
Es nociva la complicidad entre esa persona que está ahí arriba y lo que nosotros creemos. Porque la música es algo que les pertenece a todos los seres humanos y el arte también. Sólo que hay algunos, nosotros, que nos atrevemos a expresarnos ahí arriba y luchamos mucho para hacerlo y para recuperar ese arte.
  Pero no es algo que es sólo nuestro, sino de todo el mundo. Todos pueden cantar, todos pueden bailar, todos pueden hacer música. Y ese concepto hay que empezar a lanzarlo para terminar con las estrellas de rock. Desde mi punto de vista, esa idea de la estrella de rock es muy nociva para que la gente pueda manifestarse, pueda cantar, pueda curarse el alma, que es algo que tanto necesita.

¿Quiénes arman esas figuras de estrellas de rock?
Es una complicidad entre las discográficas, la gente que hace rock y el público. Una complicidad que viene desde hace muchos años.

¿Y eso ocurre sólo en la Argentina, o en otros países es igual?
En los Estados Unidos todos pretenden setr estrellas de rock, porque es su cultura, la cultura del entertainment, la cultura del tipo diseñado en una empresa de marketing donde se inventan historias como la de Axl Rose: que el padre lo violaba, que la heroína. Historias que eran absolutamente naif e increíbles. No tenían nada de real. Y por eso toda esa estructura se cayó y el tipo desapareció, porque son cosas inventadas en el entertainment. La problemática del joven norteamericano tiene que ver con si puede o no comprar un auto y cosas parecidas. Es una cultura tan sintética y vacía de contenido, que la gente finalmente no tiene que decir. El rock norteamericano hoy, prácticamente no tiene nada que decir, en ningún sentido. Pero sí inventan estrellas, y la gente las consume. Esas estrellas después uno ve que rompen cosas, que se laceran, que son malísimos... yo los invitaría a darse una vuelta por el Docke, por Lugano, por el barrio, a ver si se hacen los locos así. Que se den una vuelta por ahí, a ver qué les queda de estrellas de rock.

¿Cuáles son las cinco condiciones que tiene que tener un músico para ser calificado como estrella de rock?
Fastidiarse con la gente que le viene a apedir autógrafos, ir a comer y decir que se olvidó la tarjeta, simular estar enojado constantemente y hecho mierda, responder cosas difíciles e inentendibles para los demás, y tener mucha plata y hacerse el pobre y el humilde.

Sin ser músico, ¿Maradona entraría en la categoría estrella de rock?
No, para nada. Maradona es pueblo, loco.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

MARÍA GABRIELA EPUMER:  "SOY LA ANTI-ESTRELLA"

¿Quién es para vos la estrella de rock argentina por excelencia?
Sin dudas Charly García es el que más ejerce eso de estrella de rock, con sus limosinas y sus
  excentricidades. Es el que más vive como una estrella de rock porque de hecho lo es. Creo que es el más libre de todos y tiene mucho de niño. Eso es lo que hace que haga genialidades o cosas muy criticadas. Pero siempre se habla de él.

¿Qué se necesita para ser una estrella de rock?
Hay dos puntos. Uno es el externo, la cosa de vidriera, de divo o diva, las limosinas o la actitud de quiero ya esto o aquello. Y otro es la honestidad desde la música. Por eso Charly es una gran estrella de rock, porque junta las dos cosas: el glamour hacia fuera y lo talentoso que es y lo honesto que es con su música. Es una estrella de rock a través de su arte.

¿Y vos no te considerás una estrella de rock?
No, comparada con Charly no vivo como una estrella de rock, vivo como una persona que hace música y trabaja todo el tiempo con la música.
  Estoy relacionada con las estrellas de rock o los divos del rock, pero no me lo creo mucho. Me divierte, me gusta, pero nada más.  Quizás cuando estoy arriba del escenario me olvido de todo y me parece que el mundo de la fantasía es lo mejor, quiero estar ahí siempre. Pero no me creo una estrella. No digo que Charly esté actuando ni nada, sólo son personalidades diferentes. Lo que ocurre es que cuando estás ahí arriba no te querés bajar más. Ya el hecho de tener gente que te preste atención es lo más. Uno se pone a pensar que está ahí, mostrando las cancioncitas que compuso en su habitación y toda esa gente está prestando atención. Es un poder increíble el que te da estar arriba de un escenario. Es como ser tocado por algo superior, ser elegido.

¿Creés que estrella de rock se nace o se hace?
En algunos casos se nace, en otros se hace porque el ser estrella de rock también da buenos resultados. Es como una actitud.

¿Nunca fantaseaste con serlo?
De chica fantaseaba con tocar super bien la guitarra. Quería ser la mejor. No fantaseaba con ser estrella sino con tocar muy bien. Además, empecé estudiando jazz y los jazzeros son como anti-estrellas. Debe ser por eso que yo también soy una anti-estrella. Sí me imaginaba subida a un escenario y tocándome todo, pero tiene que ver con atraer a la gente y tener ese poder arriba de un escenario.

¿Qué es lo que no te bancás de esas estrellas con las que trabajaste?
El caprichismo de quiero tal o cual cosa pero ya. No hablo de Charly especialmente sino de otros músicos con los que toqué. Además, aquí hay más aspirantes que estrellas de rock. Y es muy feo quedarte a mitad de camino, ser media estrella.

Cuando un músico tiene tanto poder sobre el público, ¿no se hace difícil alejarse de esa imagen de estrella?
Es que ese es el mundo de fantasía. Cuando te bajás, podés ser amable con la gente y tener los mismos amigos que cuando eras adolescente, o de cuando no hacías música. Supongo que tiene que ver con cada personalidad, con la formación o el viaje que tenga cada uno en la cabeza. La cosa del estrellato en muy pocas personas es constante.
Si uno se siente una estrella es porque ahí tiene cierto éxito pero ese suceso es muy variable. Muy pocos mantienen la cosa de estrella a full. Entonces, es medio feíto ser una estrella y andar en colectivo. Depende del mambo que haya en la cabeza de cada uno.

¿Vos cómo manejás eso arriba del escenario?
A veces lo padezco, porque soy bastante tímida y es como que no me salen naturalmente
  ciertas cosas que tendrían que ser lógicas para alguien que está ahí arriba. Pero eso también tiene su atractivo, ser diferente. Es mi forma de seducir y atraer a la gente.

¿En algún momento de tu carrera te sentiste una estrella?
Con las Viudas, que éramos como estrellas del pop, llenábamos mil lugares, vendíamos miles de discos pero siempre mantuvimos nuestra actitud. El sinónimo de estrella es que se vuelven desmemoriados, se olvidan de sus amigos y tratan mal a la gente, y yo nunca fui así. Quizás seré una estrella para la gente pero mi vida no cambia por completo. Uno tiene algún que otro cambio, porque en esa época no podía caminar mucho por las calles porque me seguían, pero esas son cosas que vienen con la popularidad. No hay que creérsela.

¿Creés que ahora hay más o menos estrellas en el rock local?
Definitivamente cada vez hay menos. En los 80 había más estrellas de rock. Ahora se volvió todo bien under, bien independiente. Los músicos hacen la música para disfrutar y si pinta lo de estrella está bien y si no, no. Es todo tan independiente y tan mínimo que es como de otras épocas. Pero creo que está bueno que los músicos sean un poco más civilizados.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

RICARDO MOLLO:  "MARADONA ES LA VERDADERA ESTRELLA DE ROCK"  

¿Quién es para vos la estrella del rock argentina por excelencia?
Estrella de rock suena casi a un insulto. Por ahí, otra manera de verlo es quién es el iluminado, quién brilla. Para mí, un iluminado es Luis Alberto Spinetta. Obviamente no está solo, también está Charly García que es un tremendo talento. Lo que pasa es que la palabra estrella te relaciona más con lo social que con lo musical. Y son dos cosas distintas. La vida de estrealla suena a sinónimo de excentricidad y eso es bastante cierto.

¿Por qué es un insulto?
Así fue tomada la palabra.
 Si se la ubicara en algún lugar artístico estaría bueno. Pero por lo general, las estrellas son los que hacen quilombos o destacan por una situación extramusical. Para mí, el brillo pasa por otro lado, está en esa cosa que te conmueve el corazón que es la canción. Ese es el caso de Spinetta, de Luca, de tipos muy especiales. Por eso hago la diferencia.

¿Vos no fantaseaste con ser una estrella?
Yo tenía una fantasía muy específica, quería llegar a expresarme a través de la guitarra, quería tocar bien la guitarra. No ser un virtuoso, sino poder expresar lo que uno tiene para decir a través del instrumento. Ese era mi sueño. Nunca soñé con tocar en un estadio porque, de hecho, cuando empecé a tocar prácticamente no existían los estadios. Lo único con lo que sí soñaba era con tener una banda y tocar la guitarra. Era un sueño muy poco ambicioso. Por ahí hoy, hay como una situación marketinera más fuerte y sabés que en el paquete viene la parte del estrellato incluída y el sueño de ser soporte de. Algo que no existía antes. Pero lo que no entiendo es la actitud de alguien que rechaza lo que busca en la gente. Una vez que te ganaste el afecto de la gene, decir que son unos hinchapelotas porque no podés caminar por la calle, no me parece. Si te gusta caminar por la calle y buscaste que te quieran, caminá por la calle, que te saluden y bancátela.

¿Creés que ahora hay más o menos estrellas de rock?
No sé si hay más o menos. Por ahí, todo evoluciona hacia que sea más grande la historieta. Y no ocurre lo mismo que pasaba en los 70 o en los 80. En todas las épocas hubo como diferentes formas de eso. Por ahí sí hay personajes, como el caso de Luis o de Luca que trascienden esas épocas.

¿Es difícil soportar los picos de popularidad sin creérsela?
Te moviliza mucho que alguien venga y te tire buena onda por la calle. Matan los tipos que te vienen a devolver esa historia. Pero después está la otra pavada: el tipo que se te cuelga y ya es tu amigo, y en vez de ser un buena onda se convierte en un hinchapelota. Además, lo que sigue después que te saluda termina ahí. Salvo esas cosas, es buenísimo cuando alguien te pega un abrazo en la calle de repente.

¿Estrella se nace o se hace?
Depende desde el ángulo que lo mires, se puede fabricar. Pero uno nace con algo para ser y para dar.
  Que después eso te lo banques y haga que brille y tenga su luz, es todo un laburo. Pero creo que internamente traés como un mandato. Hay un montón de casos. Mi hermano Omar es una estrella, un tipo que brilla, tiene luz, está ahí con todo. Lo vengo viendo desde muy chiquito y tiene esa cosa: te moviliza tanto en tu casa como arriba de un escenario. Con eso se viene a este mundo.

¿Qué actitudes relacionás con la estrella de rock, o qué es lo esencial para serlo?
Básicamente ser transparente. Lo que brille tiene que ser tu esencia, y así la transparencia va a hacer que lo que se note seas vos realmente. Hay un montón de rollos.
  Porque la situación de subirte a un escenario tiene que ver con que necesitás un reconocimiento. Si vamos al plano psicológico, hay un montón de rollos que enturbian realmente esa situación de lo que es el talento y el don. Por ahí esa es la palabra: don. Eso hace que brilles y que te suceda todo lo que viene después. Y acompañado con eso, la humildad desde adentro, no la falsa modestia. Por ejemplo, creo que una estrella es Maradona porque el tipo brilla, más allá de su locura y que sea un ser humano como todos, el tipo brilla. No hay nada que decir. Es un iluminado porque muestra su esencia. Cuando uno lo vé, dice: "Cómo le gusta jugar a la pelota", y con la música pasa lo mismo. Desgraciadamente no se utiliza la misma palabra: jugar. Jugar a la música es mucho más claro que tocar la guitarra. ¿Por qué se juega a la pelota y no se juega a la música? Los gringos usan el play (jugar) y acá no, acá tocás.
Yo juego a la guitarra, para mí es un juego. Es el patio de tu casa para ir a jugar con mi locura. Es el patio interno, donde la música es mi refugio.

Entonces, ¿Maradona entraría en la categoría estrella de rock?
Es parte de la cultura rock. Es una verdadera estrella. Porque además que le guste armar quilombos, cuando va a eso que te emociona, el tipo es increíble. Esa cosa viene con uno y el asunto es qué hacés con eso. Y él ha hecho mucho, le ha dado alegría a un montón de gente.

Ustedes también...
Puede ser y eso es lo bueno. Romper el egoísmo y tratar de que eso se proyecte es lo más importante. 

  

 

10/1998 | PETO y RULO, desde la Ciudad Prohibida