INICIO

VOLVER A SECCIÓN

Diario El Día -La Plata - 01/10/2001 - Espectáculos
Enviado a MUNDO REDONDO por Barbazul

 

"EL CURA Y EL MÚSICO A TODO ROCK"


El sábado 29 de septiembre de 2001, a la medianoche, en el transcurso de un recital de rock a beneficio del Hogar de la Madre Tres Veces Admirable, el creador y director del mismo, padre Carlos Cajade, tocó la guitarra junto a Skay Beilinson, uno de los líderes de los Redonditos deRicota, en el escenario del Coliseo Podestá.

Fue en la presentación del último CD de la banda "La Saga de Sayweke" y ambos hicieron el dúo de guitarras en el tema "H y V".

"Esto de tocar al lado de uno de los Redondos para mí es como el sueño del pibe", confesó nervioso Cajade mientras que uno de los adolescentes del hogar que lo acompañó, le aconsejó con humor: "tratá de no humillarlo a Skay"


Revista semanal TIEMPOS, Suplemento Diario HOY
Domingo 30/10/2005

A DIOS CARLITOS...

El padre Carlos Cajade, un referente de la lucha a favor de los chicos mas vulnerables y necesitados, falleció el sábado 22 de octubre. Tenia 55 años. Seguramente su nombre quedara en la memoria de los platenses como sinónimo de solidaridad, compromiso y energía al servicio de los mas necesitados.

El fundador del Hogar de la Madre Tres Veces Admirable converso con un periodista en octubre de 2001. Hablo de su vida, sus recuerdos, su vocación y sus anhelos. Esa charla nunca se publico hasta ahora. El siguiente es un fragmento de aquella nota:

"El otro día un grupo de jóvenes me invito a tocar un poco de rock –cuenta-. ¡Lo disfrute eso!. Como si me hubiesen regalado un pedacito de cielo". (El sábado 29 de septiembre de 2001, en el Coliseo Podestá, la banda La Saga de Sayweke presentaba un CD. El dinero recaudado iria en beneficio del Hogar de Cajade, que hizo dúo de guitarras en el tema HyV nada menos que con Skay Beilinson, uno de los lideres de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota)."Tocar con un Redondo ahí arriba... Son pequeños regalos, guiños de ojo que manda Dios en este momento de la vida que los disfruto mucho".

Es también un privilegio. Tocar con un Redondo no es algo que pueda hacer cualquiera...
"Si. También es cierto que a los Redondos los siguen muchas veces los mismos chicos que nos siguen a nosotros. Hay una cosa un poco en común. Una señora me dijo: “
No es casual que usted y los Redondos estén juntos”. Me lo dijo como una critica, me lo dijo mal, porque no le gustaba que se hiciera un festival de rock ahí en el Coliseo Podestá. “No, sabe que pasa”, le dije, “tenemos que promover la inquietud de la juventud. La juventud esta afuera de todo. Un día que los jóvenes quieren hacer algo por un grupo de pibes, por los derechos de los niños, nosotros los grandes tenemos que promoverlo, señora”. “no, no es casual que ustedes se junten”, me dijo, y me lo dijo mal. La verdad que para mi es un orgullo".

  

 

10/1998 | PETO y RULO, desde la Ciudad Prohibida